supersonido
Final Audio Design HD-DAC1+Sonorous VI - 19314

Final Audio Design HD-DAC1+Sonorous VI

1.548,00€ 1.199,00€
Stock disponible Envío gratis

   Black Silver

Amplía tu garantía

Financiación 10 meses sin intereses, TAE 4,5%

+ info

Financiación ofrecida por Banco Cetelem S.A.U
El importe de la última cuota puede ser superior o inferior al resto debido al efecto del redondeo de los decimales.

Conjunto compuesto por: Amplificador de auriculares con DAC integrado Marantz HD-DAC1 + Auriculares supraurales híbridos Final Audio Sonorous VI

Productos relacionados

Sennheiser HD-DAC1+HD700 - 19828

Sennheiser HD-DAC1+HD700


1.422,00 € 1.099,00 €
Sennheiser HD-DAC1+HD700 - 19829

Sennheiser HD-DAC1+HD700


1.422,00 € 1.099,00 €
Sonus-Faber HD-DAC1+Sonus Faber Pryma - 22542

Sonus-Faber HD-DAC1+Sonus Faber Pryma


1.348,00 € 1.099,00 €
Sonus-Faber HD-DAC1+Sonus Faber Pryma - 22543

Sonus-Faber HD-DAC1+Sonus Faber Pryma


1.348,00 € 1.099,00 €
Sennheiser HD-DAC1+HD800 - 19830

Sennheiser HD-DAC1+HD800


2.061,00 € 1.449,00 €
Sennheiser HD-DAC1+HD800 - 19831

Sennheiser HD-DAC1+HD800


2.061,00 € 1.449,00 €

Características

HD-DAC1

Marantz HD-DAC1 es la solución para aquellos usuarios que quieran disfrutar de música que tengan almacenada en un ordenador para ser utilizado como tarjeta de sonido externa de gran calidad mediante conexión USB. Además dispone de varias entradas digitales que mejorarán la calidad de sonido de aquellas fuentes que le conectemos por digital coaxial u óptico.
El DAC HD-DAC1 toma nombre de un legendario producto que salió a la luz al mercado en 1988 pero que en su caso daba nombre a un "Digital Audio Controller". Este equipo ha sido resideñado albergando todo el buen hacer que ha ido herando la compañía durante sus 60 años de existencia. Parte de esta herencia es la utilización de los famosos módulos HDAM-SA2 que forman parte del previo de salida del conversor.

En el panel frontal encontramos el famoso "ojo de buey" característico de la compañía y que se encuentra también en la gama de amplificadores de cine en casa SR. Este ojo sirve a modo de display luminoso que nos indicará tanto el tipo de archivos con el que esté trabajando como el volumen o la entrada seleccionada en todo momento.

El control rotatorio izquierdo es el selector de entradas, debajo encontramos el botón de encendido y un botón de SETUP que servirá para configurar el aparato. El control rotaterio derecho se encarga de la regulación de volumen. La entrada USB frontal además de poder conectar un pendrive o pincho también admite la conexión de dispositivos Apple tipo iPod o iPhone y también los carga.

También en el panel frontal encontramos una salida de auriculares con toma Jack que merece una mención aparte ya que Marantz le ha dado mucha importancia y a nosotros como tienda nos resulta muy interesante ya que son pocos los DACs que incluyan salida de auriculares de cierto nivel. En este caso el amplificador de auriculares tiene un ajuste de ganancia de 3 niveles y es compatible con auriculares cuya impedancia sea hasta de 600 Ohmios.

En el panel posterior encontramos dos entradas digitales ópticas, una entrada digital coaxial y entrada USB tipo B asíncrona que es compatible con archivos DSD y alta resolución 24/192 khz.

El convertidor que lleva integrado el DAC HD-DAC1, la pieza más importante del aparato, está firmado por Cirrus Logic y es el modelo CS4398 que asegura una perfecta conversión de digital a analógica para conseguir la mayor calidad e audio posible.

Especificaciones:

Amplificador de auriculares referencia con modo DAC incorporado.
Entradas digitales coaxial (1), óptica (2) y USB Tipo B (1) compatibles con señales de 24 bits/192 kHz.
Compatible DSD2.8 y DSD5.6 (vía USB-B).
Circuito de supresión del “jitter”.
Doble reloj de sincronismo.
Aislamiento del ruido para todas las entradas digitales.
Módulos HDAM y HDAM-2 exclusivos de Marantz.
Control de ganancia para garantizar la compatibilidad con una extensa gama de auriculares.
Salidas analógicas de nivel fijo y variable con RCA bañados en oro.
Entrada USB frontal compatible con dispositivos “i” de Apple.
Potencia de salida de 800 mW sobre 32 ohmios.
Respuesta en frecuencia de 2-20.000 Hz.
Relación señal/ruido de 106 dB.
Dimensiones y peso: 250x90x270 mm (An x Al x P) ; 5 Kg

PANDORA VI

Pertenecientes a la exquisita gama de diseños circumaurales –es decir con las almohadillas rodeando por completo las orejas del usuario- Pandora, los Hope VI son unos auriculares de estética intencionadamente clásica que combinan toques modernos con una construcción de excepcional nivel que entronca con el mejor perfeccionismo industrial japonés. La clave de los Final Audio Pandora Hope VI se encuentra en el sofisticado esquema de transductores híbrido que incorpora, formado por un altavoz de “Armazón Balanceado” (BA) y uno electrodinámico convencional diseñados ambos por Final audio. A ello se añade el innovador mecanismo BAM (“Balancing Air Movement”) para optimizar el movimiento del aire en el interior de cada casco, lo que permite obtener una escena sonora excepcionalmente amplia para un producto de esta clase. Asimismo, su baja impedancia garantiza la compatibilidad con todo tipo de dispositivos portátiles.

Estética clásica, diseño con tecnología propia y una brutal pasión por los detalles

Lo primero que hay que destacar de los Pandora Hope VI es que en cierta medida son descendientes directos de los elitistas Pandora X (que pudimos escuchar en Munich pero aún no tenemos entre nosotros), sin duda uno de los productos de su clase más musicales jamás creados. De entrada, tenemos un diseño de tipo circumaural, lo que significa que las almohadillas rodean por completo las orejas y permiten sumergirnos en el sonido con una sensación de espacialidad muy superior a la de la mayoría de diseños intra-aurales y con un aislamiento frente al ruido ambiente que supera drásticamente al de los diseños supra-aurales (en los que las almohadillas descansan sobre las orejas pero no las rodean).

La estética de los Pandora Hope VI es marcadamente clásica, hasta el punto de que recuerda a ciertos modelos comercializados durante la que se podría llamar “Edad de Oro” de la industria del audio japonesa, es decir, las décadas de los 70’ y 80’ del siglo pasado.
Un clasicismo tamizado no obstante por unas formas curvadas que denotan el minucioso tratamiento de los materiales para ponerlos al servicio de la ergonomía, del confort de utilización. En este sentido, la calculada “memoria” de las almohadillas con el fin de optimizar la adaptación a la cabeza del usuario habla por si sola.
Como corresponde a un producto impregnado del espíritu de una marca como Final Audio, la construcción se aprovecha de la tecnología más avanzada del momento, como lo demuestra la magnífica terminación de las piezas híbridas de ABS (un material sintético de alta rigidez) y acero inoxidable que constituyen los auriculares propiamente dichos, la placa de aluminio que refuerza y embellece su parte posterior y los elementos de sujeción/ajuste que permiten adaptarlo a la cabeza del oyente. Más aún, incluso la aparentemente sencilla cinta de soporte acolchada ha sido estudiada para que ofrezca confort a raudales y por lo tanto facilite sesiones de escucha de larga duración. No nos cabe la menor duda de que el más genuino espíritu perfeccionista y de búsqueda permanente de la armonía nipón se encuentra en el alma de los Pandora Hope VI, unos auriculares que, por encima de todo, aspiran a reproducir la música con la naturalidad del mejor directo. Un perfeccionismo que gana en originalidad y sofisticación cuando analizamos con un poco de detalle las interioridades de los Final Audio, en especial, el innovador esquema de transducción híbrido que utiliza y que constituye la clave de su sensacional musicalidad: la combinación de un altavoz dinámico convencional ultramoderno de 50 mm de diámetro con uno de tipo “Balanced Armature” (BA, que podría traducirse por “Armazón Balanceado”) creado específicamente por la marca para esta aplicación concreta.

La verdad es que los altavoces de tipo “BA” no constituyen ninguna novedad, aunque sí su empleo en la configuración desarrollada por Final Audio. De hecho, los BA, empleados en personas con problemas de audición, tienen como principal virtud que no necesitan aire del exterior para producir sonido, lo que hace que sean mucho más fáciles de afinar. Desde el punto de vista técnico, un altavoz BA utiliza el mismo concepto de imán permanente y bobina móvil que uno electrodinámico estándar, aunque este último necesita aire para sonar mínimamente bien y, en cambio, en el BA el diseñador puede conseguir unos resultados virtualmente perfectos en la reproducción de medios y agudos… aunque no de los graves (precisamente porque en este caso se necesita imperativamente aire). De ahí el esquema híbrido –impecablemente ejecutado- adoptado en los Pandora Hope VI, que con una estructura cerrada pueden proporcionar una curva de respuesta en frecuencia muy amplia y sin distorsión, mientras que su muy baja impedancia les permite ser excitados sin problemas por las electrónicas de amplificación de cualquier dispositivo portátil (teléfonos móviles incluidos, por supuesto). Pero es que, además, los Pandora Hope VI incluyen un elemento que les permite marcar diferencias con sus competidores: el esquema “BAM” (“Balancing Air Movement”), un ingenioso mecanismo ideado por Final Audio para optimizar el movimiento del aire en el interior de cada casco y conseguir así un sonido extraordinariamente equilibrado y, muy importante, que provoca muy poca fatiga.

Especificaciones:

Auriculares circumaurales de muy altas prestaciones.
Cascos de ABS con tapa posterior de aluminio y recinto externo de acero inoxidable.
Esquema de transductores híbrido formado por un altavoz de “Armazón Balanceado” (BA) y uno electrodinámico de 50 mm de diámetro diseñados por final audio.
Sistema BAM (“Balancing Air Movement”) exclusivo de final audio para optimizar el movimiento del aire presente en el interior de cada casco
Almohadillas con “memoria” para maximizar la adaptación a la cabeza del usuario.
Riqueza tímbrica y espacialidad excepcionales.
Cable de conexión extraíble.
Sensibilidad de 105 dB/W/m
Impedancia de 8 ohmios.
Peso: 480 g.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

cerrar